13 de mayo de 2009

Depresion como entidad medico psiquiatrica

Depresión como entidad medico psiquiátrica
Teraiza E. Meza Rodríguez

INTRODUCCIÓN

Depresión como entidad medico psiquiátrica
Teraiza E. Meza Rodríguez
INTRODUCCIÓN

La depresión constituye un reto para el clínico
en la consulta diaria por la multiplicidad
de los factores etiológicos. El depurar los aspectos
neurobiológicos, neuroendocrinos, mas
las variables sociales y psicológicas del individuo,
hacen que la depresión no solo sea una
entidad psiquiátrica sino también, un síntoma
de enfermedades somáticas, y/o la manifestación
de los factores sociales que afectan al individuo.
En un estudio realizado a nivel ambulatorio
del estado Mérida en el año 2001 en
el que se evaluó a través del cuestionario Premier
MD a un total de 376 pacientes que acudieron
a la consulta de medicina general, se
encontró que el 39% tenían sintomatología
depresiva, y de este grupo el 13% compartían
criterios para depresión mayor(1). Esta descrito
que la depresión empeora el curso de una
serie de enfermedades y la co-morbilidad medica
agrava los trastornos depresivos.
Por otra parte las variaciones farmacodinámicas
y farmacocinéticas de los medicamentos,
puede exacerbar o disminuir la acción farmacológica
de los agentes sistémicos y/o de
los antidepresivos

CONCLUSION:

Efectivamente, múltiples estudios han demostrado
que los sistemas neuroquímicos,
monoamínicos y neuroanatómicos juegan un
rol significativo en la etiología y el curso de la
depresión. Entre estos sistemas están: los neurotransmisores,
neuropéptidos, como el factor
liberador de corticotrofina (CRF), hormona liberadora
de tirotrofina (TRH), somatostatina,
y factor liberador de la hormona de crecimiento
(GHRF).
El concepto de puente farmacológico implica
un transito en dos direcciones; las alteraciones
químicas postuladas pueden ser primarias
o responder a una inducción biológica. Los
acontecimientos psicológicos, que sirven como
precipitantes de la depresión, podrían iniciar o
inducir un desequilibrio neuroquímico/biológico
en el individuo, y viceversa (Nemeroff CB.
1999).
Al tiempo de estos avances en la comprensión
de las bases biológicas de la depresión; la
investigación se ha centrado no sólo en las alteraciones
cerebrales, sino en la patogénia, que
incluye factores ambientales (por ejemplo, experiencia
vital adversa), diátesis genética (constitución)
y fisiopatológicos(80).
Por lo anterior, quizás la psiquiatría en un
futuro próximo, podría estar guiada por pruebas
clínicas especializadas, al igual que cualquier
otra especialidad. Diagnosticando a partir
de datos clínicos, comprobando a partir de
pruebas de laboratorio, aumentando de esta
forma la eficacia terapéutica.
Alcmeon, Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica,
Año 16, Vol. 14, Nº 2, noviembre
de 2007, págs. 13 a 25
Revista Colombiana de Psiquiatria
Volumen 37 Nº 2 Junio 2008