23 de mayo de 2009

Reflexiones de la ociosidad

¿QUE HACEN LAS DROGAS? PRIMERA PARTE

Dra. Teraiza Mesa

La Organización Mundial de la Salud define una droga como una sustancia (química o natural) que introducida en un organismo vivo por cualquier vía (inhalación, ingestión, intramuscular, endovenosa), es capaz de actuar sobre el sistema nervioso central, provocando una alteración física y/o psicológica, la experimentación de nuevas sensaciones o la modificación de un estado psíquico, es decir, capaz de cambiar el comportamiento de la persona. La dependencia a estas sustancias se caracteriza por un deseo incontenible de consumir la droga y obtenerla por cualquier medio, con una tendencia a aumentar la dosis por la tolerancia del organismo hacia la misma, es decir se requiere de una dosis más altas para obtener la misma sensación. El consumo se clasifica en:

Los tipos de drogas y sus efectos son los siguientes:

MARIHUANA:
La marihuana es una planta ampliamente difundida en las zonas tropicales y templadas. Su nombre científico es cannabis sativa y existen dos variedades más, la índica y la americana. La marihuana recibe también otros nombres: hashish, bhang, ganja y dogga. La marihuana es una mezcla de hojas y flores; el hashish o hachís, es la resina de la planta y tiene efectos más fuertes.
Los efectos del uso de la marihuana a corto plazo incluyen:
Sensación de relajamiento (tranquilidad). Disminución de las inhibiciones (sensación de mayor libertad y confianza). Dependencia psicológica. Aumento del apetito. Aumento en la percepción de los colores, sonidos y otras sensaciones; puede alterar la visión y percepción del tiempo y espacio. Menor coordinación de los movimientos (torpeza motora). Alteraciones en la memoria para hechos recientes. Disminución de la habilidad para realizar tareas que implican concentración y coordinación. Aumento de la frecuencia cardiaca. Probable riesgo de alteraciones cardíacas. Resequedad de la mucosa oral. Alucinaciones y psicosis paranoide (escucha voces y ve personas y cosas que los demás no ven y siente que lo vigilan o persiguen).
Los efectos a largo plazo incluyen:
Enfermedades respiratorias y pulmonares: cáncer de los bronquios y bronquitis crónica. Disminución de los niveles de testosterona (hormona masculina) con menor número de espermatozoides y dificultad para la fecundación en varones. Aumento de los niveles de testosterona y mayor riesgo de esterilidad en las mujeres. Disminución del placer sexual. Psicosis paranoide). Síndrome amotivacional (falta de ganas y desinterés para realizar sus actividades).

COCAÍNA Y CRACK:
Erythxylon coca es el nombre científico de la planta de la que se extrae la cocaína. Es una planta que crece en las regiones húmedas de los Andes que incluyen al Perú, Ecuador y Bolivia. El arbusto crece lentamente hasta adquirir una altura que va de los 2 mts. a 2.5 mts. Las hojas se maceran hasta formar una pasta que, por medio de su refinamiento, dan como resultado un polvo blanco y cristalino: la cocaína.El crack se obtiene a partir del procesamiento de la cocaína utilizando solventes volátiles que hacen que la droga pueda ser fumada; de esta manera se obtienen efectos más intensos y es la manera más directa en que la droga llega al cerebro.
Los efectos del uso de la cocaína en el corto plazo incluyen:
Aumento de la temperatura corporal y de la frecuencia cardiaca. Euforia (sensación de confianza bienestar y alegría). Ansiedad. Disminución del apetito. Estados de pánico (miedo muy intenso). Alteraciones en la capacidad de concentración y de juicio (para mantener la atención y valorar situaciones). Indiferencia al dolor y a la fatiga. Sentimientos de mayor resistencia física y capacidad mental. Pupilas dilatadas y conducta impredecible que puede incluir un comportamiento violento.
Los efectos a largo plazo incluyen:
Inquietud. Náuseas. Insomnio. Pérdida de peso. Psicosis y alucinaciones de tipo paranoide ("locura" con sensaciones de ser perseguido y visiones). Anhedonia (incapacidad para experimentar placer) y depresión. Infartos cardiacos, accidentes vasculares cerebrales y enfermedades infecciosas. Los adictos a la cocaína y al crack llegan a tener convulsiones e impotencia sexual. Es importante comentar que también se presentan riesgos psicológicos como dependencia, conductas violentas, erráticas o paranoides. De igual forma se manifiestan zoopsias (sensación imaginaria de que gran cantidad de insectos se encuentran debajo de la piel), que es característica del uso crónico de cocaína.

ANFETAMINAS Y METANFETAMINAS:
Las anfetaminas y las metanfetaminas pertenecen a un grupo de drogas que estimulan el Sistema Nervioso Central y se utilizan indiscriminadamente para adelgazar, reducir el cansancio y aumentar el rendimiento físico. La mayoría de estas sustancias se producen en laboratorios clandestinos y sus efectos pueden ser impredecibles; se venden de manera ilegal. Las anfetaminas pueden ser utilizadas por vía oral, fumadas, inhaladas y también se disuelven en agua para inyectarse.
Los efectos del uso de anfetaminas y metanfetaminas en el corto plazo incluyen:
Aumento de la frecuencia cardiaca, de la respiración y de la presión arterial. Sudoración y dilatación pupilar (agrandamiento de la pupila). Sensación de energía y confianza. Inquietud, excitación y dificultad para conciliar el sueño. Disminución del apetito. Irritabilidad, ansiedad (desasosiego), hostilidad y agresión.
Mareos, visión borrosa, dolores abdominales y disminución de la coordinación motora. En el caso del éxtasis los efectos son variables, dependen del ambiente en el que se utilice; por ejemplo, en las fiestas de baile o en las fiestas rave, los efectos estimulantes se incrementan de modo tal que la persona puede soportar mucho tiempo en la pista de baile o en constante movimiento. La sensación de confianza promueve sentimientos de cercanía y manifestaciones de afecto con conocidos y extraños. Sudoración importante, alucinaciones, sensación de estar flotando y una conducta irracional y extraña. Los efectos a largo plazo son:
Estados de desnutrición debidos a la pérdida del apetito. Irritabilidad, confusión (estado mental de desorientación) y temblores. Ansiedad, paranoia ("locura" caracterizada por sensaciones de ser perseguido) y conductas violentas. Pueden presentarse accidentes vasculares cerebrales: ruptura de los vasos sanguíneos. Cambios en el estado de ánimo: depresión y euforia (sensación de confianza bienestar y alegría). Dependencia psicológica importante (fuerte necesidad de consumirla).