20 de mayo de 2009

VIOLACION: VICTIMARIOS


Dra. Teraiza Mesa


Por violación se entiende el delito de forzar a tener relaciones sexuales con otra persona sin su consentimiento empleando violencia en la acción o amenaza de emplearla. Muchos juristas consideran la violación como uno de los delitos más graves, sólo por detrás del asesinato o la mutilación, porque el asesinato, en todos los casos, y la mutilación, en muchos, son irrecuperables, pero si la violación es muy difícil de recuperarse psicológicamente, es considerada mas grave que el asesinato. Por ser considerado como uno de los peores delitos, no es raro que la pena sea la misma o muy semejante a la del homicidio. La amplia mayoría de las sociedades prohíben el acto de violar, en cualquiera de sus variantes. Sin embargo, en aquellas sociedades donde la mujer tiene por ley menos derechos que el hombre, y por ende inferior, existe cierta clase de tolerancia solapada.


La intolerancia hacia un violador es tal que en los ambientes penales de muchos países latinoamericanos, los paidofilicos -los violadores de niños- por ejemplo son encarcelados en ámbitos separados del resto de los reos, por temor a que el resto de la población penal cobre venganza (violar a un niño es un crimen muy repudiado en la cárcel). En muchos países los condenados por violación son marginados o incluso agredidos por el resto de la población penal, lo que no sucede forzosamente con autores de delitos que, generalmente, se consideran más graves, como el asesinato.


Por regla general el victimario tiende a culpabilizar a la victima. En casos como estos, se acude a razonamientos que buscan justificar la violación, como asumir que la víctima incurrió en "conductas inadecuadas", o que "se vistió de forma provocativa", etc…Se piensa que la víctima "se lo buscó". Sin embargo, en el mundo occidental, este razonamiento no es aceptado como argumento en la defensa del violador. Ya que en una violación el agresor se excita con el acto mismo de forcejeo, es precisamente lo que lo satisface. En una relación normal la ansiedad impide la erección por lo que no puede existir una violación sin exitacion. Por lo tanto tal alegato carece de valor legal.


Finalmente, el razonamiento que impera en muchos países es que nadie merece ser víctima de un crimen: nadie merece que le roben; nadie merece ser asesinado; nadie merece ser secuestrado; por ende, nadie merece ser violado.


Características de una violación:


Premeditación: La mayoría de los ataques sexuales (55-61%) son premeditados y en un porcentaje pequeño suelen ser impulsivos u oportunistas.


Método de acercamiento:
Hay tres estilos cada uno refleja una manera diferente de elección, acercamiento, y sometimiento de una víctima elegida. El acercamiento ``estudiado'': involucra subterfugio y reside en la habilidad del violador para interactuar con la mujer. Con esta técnica, el violador se acerca abiertamente a la víctima y solicita u ofrece algún tipo de asistencia o dirección. Sin embargo, una vez que la víctima está bajo su control, el ofensor puede volverse repentinamente agresivo. El acercamiento ``Blitz'': el violador utiliza un asalto directo, y físicamente agresivo y somete y lastima a la víctima. El atacante puede también usar químicos o gases pero es más frecuente que use su habilidad de someter físicamente a la mujer. El ``Sorpresa'' En este el asaltante espera a la víctima o se acerca mientras ella duerme, presupone que el violador a señalado o preseleccionado a su víctima a través de contacto visual y sabiendo que estaría sola, por regla general son personas conocidas.


Controlando a la victima:
Métodos de control usados frecuentemente en varias combinaciones durante la violación:


Simple presencia física. Amenazas verbales. Sacar un arma. El uso de la fuerza física.


Resistencia de la victima:


La resistencia de la víctima se puede definir como cualquier acción o inacción de parte de la víctima que imposibilita o demora el ataque del ofensor. Estos comportamientos pueden ser descriptos como innatos pasivos, verbales, o físicos. Es interesante, de todas formas, que el grado de placer de los violadores y la duración de la violación se incrementa cuando la víctima se resiste.


El comportamiento post-violación esta acompañado de sentimientos de remordimiento y culpa, con un incremento en el consumo de alcohol y drogas. Sin embargo en la mayoría de los casos lo que existe es placer. Alrededor de un 67% de los casos los victimarios señalan al narrar su experiencia: “Hubieras escuchado como gritaba”, No pude existir violación sin placer.


Cabe señalar que no existe un perfil psicopatológico de un violador, es decir que no presentan trastornos mentales, ni de personalidad.



Clínicamente no es otra cosa que una disfunción sexual.


Marzo 2008