18 de junio de 2009

El camino al Infierno ...

EL CAMINO AL INFIERNO
ESTA LLENO DE BUENAS INTENCIONES
Dra. Teraiza Meza*
La palabra sociopatía, significa: “Anomalía psíquica por obra de la cual, a pesar de la integridad de las funciones perceptivas y mentales, se encuentra afectada la conducta social del individuo que la padece”. Me refiero las conductas morales mas simples se ve alteradas, el individuo presenta una incapacidad para adaptarse a las reglas sociales que habitualmente rigen numerosos aspectos de las conductas de las personas.
En donde los valores de amistad, honestidad, amor, apego, devoción, compromiso y trabajo, quedan supeditados a la posesión de algo material, y al deseo de ser tomado en cuenta, sin haber hecho en realidad nada trascendental.
Bien, con respecto al trastorno al que me refiero, este se caracteriza por locuacidad, mentiras persistentes, engaños, manipulación, ausencia de remordimiento y de culpabilidad, total incapacidad para aprender sobre las experiencias pasadas, insensibilidad, falta de aceptación sobre las responsabilidades de sus acciones, estilo de vida parasitario, ausencia de metas claras, impulsividad, irresponsabilidad, crueldad hacia los animales, destrucción deliberada de la propiedad, inexistencia de interés por la verdad, y aunque usted no lo crea, el hecho de no mantener una relación monogámica durante mas de un año, también se puede considerar sociopatía. Pero lo mas triste de todo el cuadro, es que el individuo al tratar de adaptarse a las normas sociales, morales y legales fracasa en el intento.
En una edad adulta los pacientes que presentan este trastorno, son los que la mayoría llama embaucadores, son extremadamente manipuladores y capaces de involucrar a otros para obtener dinero, fama y notoriedad, pero a la larga terminan con el rechazo social consecuente, derivado de su conducta.
Todavía no existe una causa física que lo produzca, lo que si es común encontrar en ellos es la presencia de un retardo mental leve, y como este retraso es tan sutil la conducta es desviada para tratar de tapar sus incapacidades, pero de una manera inadecuada. Hay muchos seres con discapacidades pero aprenden que si no son buenos para una cosa, lo son para otras, y no le hacen daño a terceras personas, cosa diferente a lo que acontece con un sociopático. Uno de las finalidades del psiquiatra que trate a personas con dicho padecimiento, es la de realizar intervenciones para que el individuo reconozca e interiorice que hay limites absolutamente para todo, porque hasta para hacer el amor y comer los hay, por otra parte es necesario reconoce que todo acto realizado en nuestras vidas tiene consecuencias, y el fin ultimo no justifica los medios. A manera de reseña les cuento que una persona conocida, tenía una hija con este problema y esta le alcahueteaba todo, lo mas lamentable del caso es que la conducta antisocial de la niña era aplaudida y justificada con las siguientes palabras: “Que no hace una madre por su hija”, yo le digo: “podemos hacer de todo, el dulcito que mas le guste, plancharle su ropita, darle un besito en la frente, corregirlos, amarlos y guiarlos… menos ser ciegos”. (18 de noviembre 2004)