30 de junio de 2009

Los que ignoramos la historia ...

... estamos condenados a repetirla (Wir von system krakgemachte typen), Kaspar (1490-1561), teólogo alemán quien dirigió quien dirigio la Reforma Protestante en Silesia, mencionó que "por muy interesante y osado que pueda resultar lo desconocido mucho mas lo es el hecho de adquirir lo conocido". cuando uno se gradua en cualquier área del conocimiento, tiene la sensación magistrar de poder cambiar y corregir el mundo, salimos con la fuerza y el empuje de un rinoceronte, mas no con la sapiencia de un elefante en retiro, y mucho menos con la humildad del que sabe escuchar primero, razonar, preguntar lo que no se sabe y medir las consecuencias para poder actuar. El espiritud abierto de cualquier idea, empresa o investigación siempre va presedido irónicamente de todo lo anterior.

El darle sentido a lo que hacemos, a lo que sentimos y pensamos, nunca debe sobrepasar el límite de lo que un ser humano significa. ya que es muy facil para cualquiera caer en el denominado síndrome de Utopía, en el que las premisas sobre las que se basa un tipo de acción, son consideradas como mas reales que la realidad. Llegando a sobrepasar cualquier límite moral y éticamente permitido para trata de DEMOSTRAR sus propias teorías o hipótesis, sin ningun tipo de piedad. Y mientras persiguen lo inalcanzable hacen imposible lo realizable.

Tal como le sucedio a Kierkgaard, Dostoyewski hasta Camus, todos escritores existencialistas, quienes se enfrentaron a las consecuencias de tratar de darle sentido a todo cuanto existe bajo el sol. (Publicado en el Diario Frontera el domingo 17 de abril del 2005)