6 de noviembre de 2009

La psiquiatria es una ciencia inquietante




PSIQUIATRIA EN PERFECTO CASTELLANO

Dra. Teraiza Meza

La psiquiatría desde una perspectiva hegeliana del conocimiento y de praxis científica es un especialidad medica, que trata los trastorno mentales de los seres humanos así como también se encarga de la evaluación, diagnostico y rehabilitación de enfermedades o alteraciones relacionadas con la conducta humana, tanto emocional como cognitiva del individuo.
El psiquiatra es un médico especialmente adiestrado en la provisión de un servicio clínico directo y responsable en la evaluación, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de personas que padecen de desórdenes o trastornos del pensamiento y de las funciones cognitivas, de la conducta o el comportamiento, de los afectos o el ánimo y de alteraciones psicosomáticas.
No es una rama de la medicina fácil ni para cobardes, llorones o quejosos, ya que como lo diría un colega psiquiatra, “El potro de la locura no perdona”.
Jesús J. de la Gándara Martín Coordinador del Grupo GEAA. Escribió en la revista Psicotropìa lo siguiente: La psiquiatría es una ciencia inquietante, pero no insegura, una práctica versátil, pero no inestable, una profesión apasionante pero a veces incómoda. Hace falta tener valor para dedicarse a ella, como si tuviésemos «una cuenta pendiente con la locura», y por eso nos dedicamos a ella con espíritu deportivo, como corredores de fondo, tantas veces en la soledad de la consulta crónica.
La psiquiatría es una profesión de riesgo: amén de las derivadas de la propia psicopatología que manejamos, estamos rodeados de amenazas de los que nos quieren imitar, copiar, o inculcar valores no pertenecientes a nosotros mismos. Quizá por todo ello la psiquiatría es tan «adictiva», como cualquier profesión cuyo ejercicio requiera una gran intensidad e implicación personal. Trabajamos con el núcleo de las personas, y eso es arriesgado y excitante, apasionante y adictivo. Por todo ello, podemos considerar que la psiquiatría es un oficio de valientes. Ya lo dijo Félix Grande en “Lugar siniestro este mundo, caballeros” (1985): «La psiquiatría no debe ser una sinfonía de comerciantes, ni un túnel lleno de cobardes, sino un destino de aventureros modestos y apesadumbrados.
Fuente: BOLETÍN DEL GRUPO PARA EL ESTUDIO DE LAS ASOCIACIONES DE ANTIDEPRESIVOS Nº 6 • 2008 wwww.asociaciondeantidepresivos.es