29 de abril de 2010

Pseudopercepción?


Alteraciones en la percepción


La percepción es el primer proceso cognoscitivo, a través del cual los sujetos captan información del entorno, la razón de ésta información es que usa la que está implícita en las energías que llegan a los sistemas sensoriales y que permiten al individuo animal (incluyendo al hombre) formar una representación de la realidad de su entorno. La luz, por ejemplo codifica la información sobre la distribución de la materia-energía en el espacio-tiempo, permitiendo una representación de los objetos en el espacio, su movimiento y la emisión de energía luminosa.

A su vez, el sonido codifica la actividad mecánica en el entorno a través de las vibraciones de las moléculas de aire que transmiten las que acontecen en las superficies de los objetos al moverse, chocar, rozar, quebrarse, etc. En este caso son muy útiles las vibraciones generadas en los sistemas de vocalización de los organismos, que transmiten señales de un organismo a otro de la misma especie, útiles para la supervivencia y la actividad colectiva de las especies sociales. El caso extremo es el lenguaje en el hombre.

El olfato y el gusto informan de la naturaleza química de los objetos, pudiendo estos ser otras plantas y animales de interés como potenciales presas (alimento), depredadores o parejas. El olfato capta las partículas que se desprenden y disuelven en el aire, captando información a distancia, mientras que el gusto requiere que las sustancias entren a la boca, se disuelvan en la saliva y entren en contacto con la lengua.Sin embargo, ambos trabajan en sincronía. La percepción del sabor de los alimentos tiene más de olfativo que gustativo. Existe en realidad como fenómeno psíquico complejo, la percepción, el resultado de la interpretación de esas impresiones sensibles por medio de una serie de estructuras psíquicas que no proceden ya de la estimulación del medio, sino que pertenecen al sujeto.En la percepción se encuentran inseparablemente las sensaciones con los elementos interpretativos. El llamado sentido del tacto es un sistema complejo de captación de información del contacto con los objetos por parte de la piel, pero es más intrincado de lo que se suponía, por lo que Gibson propuso denominarle sistema háptico, ya que involucra las tradicionales sensaciones tactiles de presión, temperatura y dolor, todo esto mediante diversos corpúsculos receptores insertos en la piel, pero además las sensaciones de las articulaciones de los huesos, los tendones y los músculos, que proporcionan información acerca de la naturaleza mecánica, ubicación y forma de los objetos con los que se entra en contacto. El sistema Háptico trabaja en estrecha coordinación con la quinestesia que permite captar el movimiento de la cabeza en el espacio (rotaciones y desplazamientos) y combinando con la propiocepción, que son las sensaciones antes mencionadas, relacionadas con los músculos, los tendones y las articulaciones, permite captar el movimiento del resto del cuerpo, con lo que se tiene una percepción global del movimiento corporal y su relación con el contacto con los objetos.

El proceso de la percepción, tal como propuso Hermann von Helmholtz, es de carácter inferencial y constructivo, generando una representación interna de lo que sucede en el exterior al modo de hipótesis. Para ello se usa la información que llega a los receptores y se va analizando paulatinamente, así como información que viene de la memoria tanto empírica como genética y que ayuda a la interpretación y a la formación de la representación.

Este es un modelo virtual de la realidad que utiliza la información almacenada en las energías, procedimientos internos para decodificarlas e información procedente de la memoria que ayuda a terminar y completar la decodificación e interpreta el significado de lo recuperado, dándole significado, sentido y valor. Esto permite la generación del modelo.

Mediante la percepción, la información recopilada por todos los sentidos se procesa, y se forma la idea de un sólo objeto. Es posible sentir distintas cualidades de un mismo objeto, y mediante la percepción, unirlas, determinar de qué objeto provienen, y determinar a su vez que este es un único objeto.

Por ejemplo podemos ver una cacerola en la estufa. Percibimos el objeto, su ubicación y su relación con otros objetos. La reconocemos como lo que es y evaluamos su utilidad, su belleza y su grado de seguridad. Podemos oír el tintineo de la tapa al ser levantada de forma rítmica por el vapor que se forma al entrar en ebullición el contenido. Olemos el guiso que se está cocinando y lo reconocemos. Si la tocamos con la mano percibimos el dolor de la quemadura (cosa que genera un reflejo que nos hace retirar la mano), pero también el calor y la dureza del cacharro. Sabemos donde estamos respecto al objeto y la relación que guarda cada parte de él respecto a ella. En pocas palabras, estamos conscientes de la situación.

Entonces, como se indicó antes, la percepción recupera los objetos, situaciones y procesos a partir de la información aportada por las energías (estímulos) que inciden sobre los sentidos.

Para hacer más claro esto veamos el caso de la visión. Este sistema responde a la luz, la reflejada por la superficie de los objetos. Las lentes del ojo hacen que, de cada punto de las superficies visibles, esta se vuelva a concentrar en un punto de la retina. De esta forma cada receptor visual recibe información de cada punto de la superficie de los objetos. Esto forma una imagen, lo cual implica que este proceso está organizado espacialmente, pues la imagen es una proyección bidimensional del mundo tridimensional. Sin embargo, cada receptor está respondiendo individualmente, sin relación con los demás. Esa relación se va a recuperar más adelante, determinando los contornos y las superficies en su configuración tridimensional, se asignarán colores y textura y percibiremos contornos no visibles. se estructurarán objetos y estos serán organizados en relación unos con otros. Los objetos serán reconocidos e identificados.

Este proceso se dará con la constante interacción entre lo que entra de los receptores, las reglas innatas en el sistema nervioso para interpretarlo y los contenidos en la memoria que permiten relacionar, reconocer, hacer sentido y generar una cognición del objeto y sus circunstancias. Es decir se genera el modelo más probable, con todas sus implicaciones para el perceptor.

La percepción está en la base de la adaptación animal, que es heterótrofa. Para poder comer las plantas u otros animales de los que se nutren, los animales requieren de información del entorno que guien las contracciones musculares que generen la conducta, que les permite acercarse y devorar a su presa (planta o animal).

De este modo, la simple respuesta a las sensaciones, es decir al efecto directo de los estímulos, no fue suficiente; la evolución desarrolló paulatinamente formas de recuperar la implicación que tenían los estímulos en relación a los objetos o procesos de los que provenían; formándose así los procesos perceptuales.

Al contar con un sistema nervioso eficiente, este se empieza a usar para otras funciones, como el sexo, la sociabilidad, etc. Por ello, la percepción es un proceso adaptativo y base de la cognición y la conducta.


TEMA 3: PSICOPATOLOGIA DE LA PERCEPCION



Trastornos de la senso-percpción


Existen dos tipos;

- Cuantitativos: hiperestesia e hipoestesia

- Cualitativas: ilusión, alucinación y pseudoalucinación



Trastornos cuantitativos:

Hiperestesia: estado en el que el sujeto percibe los estímulos con mayor intensidad, numero y rapidez. (Ej.: drogas estimulantes).

Hipoestesia: estado en el que el sujeto percibe los estímulos con menor intensidad, número y rapidez. (Ej. Depresión).



Trastornos cualitativos:

Alucinación: percepción sin estimulo real. (El primer autor que hablo de la alucinación fue Esquirol).

Características:

- Materialidad: toda alucinación tiene cuerpo y volumen, ocupa para el enfermo un lugar en el espacio exterior y esto es lo que le va a dar al sujeto la sensación de realidad sin poder distinguirlo de los reales.

- Certeza: el sujeto esta totalmente convencido de su percepción, tiene completa seguridad de la existencia real del objeto percibido.

- Carácter sensorial: tiene sensorialidad, es decir, son informaciones sensoriales, pueden ser táctiles, auditivas, olfativas, visuales y gustativas.

- Inexistencia de estimulo real.

- Falta de control del individuo sobre su proceso alucinatorio.



Clasificación de las alucinaciones por sistemas sensoriales.



- Auditivas:

Son las mas frecuentes, pueden ser elementales o complejas, fonemas o verbales. Los fonemas son percepciones de ruidos vagos o silbidos. Las complejas consisten en la percepción de las palabras o voces.

Tipos:

a) Elementales, simples o acoasmas:

Percepción de ruidos aislados, sonidos simples (ej. Silbidos).

b) Verbales o fonemas:

Percepción o fonemas.

Tipos de fonemas:


- Imperativos: percibe voces que le mandan y generalmente los enfermos obedecen.

- Ecos del pensamiento: el sujeto piensa que escucha el pensamiento de los que le rodean y el suyo propio.

- Fonemas dialogados: el sujeto percibe voces que dialogan entre ellas y él puede intervenir en la conversación.



- Visuales:

Percepción de objetos o seres inexistentes. Pueden ser simples o complejas.

Simples:

- Fotopsia: es la percepción de colores, luces o figuras geométricas en movimiento. No es típico de enfermedades mentales.

Complejas:

- Zoopsias: percepción de animales minúsculos (como hormigas) característicos del delirium tremen en alcohólicos. Provocan un intenso miedo en el enfermo.

- Gulliberianas: el entorno tiene un tamaño normal, el objeto alucinatorio es el que aumenta de tamaño.

- Liliputienses: el entorno tiene un tamaño normal, el objeto alucinatorio es el que disminuye de tamaño.



- Gustativas y Olfativas:

El enfermo percibe olores y sabores sin que haya estimulo que lo provoque, cuando no van unidas con alteraciones de conducta cabe sospechar que el individuo puede padecer una alteración orgánica. Cuando estas alucinaciones van acompañadas de alteraciones de conducta u otro tipo de alucinación, nos encontramos con un trastorno esquizofrénico paranoide.

Los enfermos epilépticos antes de una crisis perciben olor a rosas y los esquizofrénicos perciben sabores raros en la comida ya que piensan que los intentan envenenar.

- Táctiles:

Percepción en la piel de estímulos inexistentes como sensación de animales pequeños recorriendo por debajo de la piel, sensación de calor interno o de electricidad. (Ej. En el delirium tremen se perciben animales bajo la piel).



- Somáticas:

Percepción irreal a cerca de nuestro cuerpo. (Ej. Creer que se tiene el cuerpo de cristal o tener seis dedos).

El enfermo con alucinaciones esta siempre alerta.

Cuando las alucinaciones son simples (solo un tipo olfativas o gustativas... etc.) son de tipo orgánico y cuando son complejas suelen ser enfermos mentales.



Ilusión:

Deformación de la percepción de un estimulo real.

Existen 3 tipos:

- Ilusión por fuerte carga emocional: situaciones en las que sé esta sometido a fuerte carga emocional que provocan ilusiones (ej. Perchero).

- Ilusiones autoprovocadas o catatínicas: el sujeto provoca deliberadamente la deformación del estimulo. (Ej. Deformación de las nubes).

- Ilusiones por inatención: falta de atención. El sujeto percibe de forma deformada los estímulos que provienen de campos externos al que él tiene puesta su atención por estar distraído.



PSEUDOALUCINACIONES


Son falsas alucinaciones.

Características:

- No hay corporeidad

- Se dan con plena lucidez de conciencia

- El sujeto no esta fuera sino dentro

- El enfermo las considera reales y verdaderas

- No son percibidas por los sentidos