7 de mayo de 2011

FELIZ DÍA DE LAS MADRES (Mañana domingo)

Feliz dia de las madres y muy especialmente a las mujeres como la que narra la siguiente reseña publicada en Guatemala

CARTA A UN PADRE IRRESPONSABLE
de ALTO a todo tipo de violencia
contra las mujeres (Guatemala)
, el Martes, 15 de marzo de 2011 a las 11:52
ESTA NOTA FUE EXTRAIDA
DE LA PUBLICACION DE "EL PERIODICO DE GUATEMALA" DE FECHA 14 DE JUNIO
DEL 2007 DE LA SECCIÓN "OPINIÓN", ESCRITA POR DIANA FERNANDEZ.
Se acerca otra vez el
Día del Padre y usted regresa a mis pensamientos, como esos remolinos de basura
que el viento agita en la calle.
Por fortuna, ni mi
padre ni mi esposo se parecen a usted. Suerte la mía, puedo celebrar el 17 de
junio. Ese es un lujo en Guatemala, porque aquí
hay demasiados padres como
usted, que no se merecen ni el nombre.
Hace tres años usted
abandonó a sus hijos. Ahora puede engañar a mucha gente. A sus socios, a sus
amigos, a quienes se sientan en la misma banca que usted en San Judas Tadeo.
Sus mentiras pueden persuadir hasta a la Corte de Constitucionalidad, ya que el
hecho de ser usted pariente de un magistrado suplente, que vive cobijado entre
las sotanas de una Universidad privada, lo libró de ir a dar a la cárcel por
negarle los alimentos a sus hijos. (¡Habrase visto! ¡Cuando la misma Carta
Magna establece la responsabilidad de proveer a los niños!)
Pero a mí usted no me
engaña. Yo sé la historia porque la he visto. De nada le sirven los trajes
caros, ni el Mercedes, ni la oficina en Europlaza. Y de nada le van a servir el
día que tenga que rendir cuentas de su vida.
Usted presume de ser
un empresario de éxito, se somata el pecho los domingos e inventa excusas para
justificar que borró a tres niños de su vida, incluso al más chiquito, a quien
ni siquiera conoció.
Cuando yo los veo
jugar y me admiro de lo mucho que han crecido y madurado, de la forma en que
han vuelto a sonreír a pesar de lo duro que los ha tratado la vida, me pregunto
si usted se acuerda de ellos, si le hacen falta, si al menos el día de su cumpleaños
siente el impulso de llamarlos para oír su voz.
Pero me imagino que
usted se sacude los recuerdos como quien se quita el polvo de los zapatos.
No me explico cómo lo
logra, cómo hace usted para dormir tranquilo sin saber qué ha sido de esos
niños que usted trajo al mundo, cómo se lleva el tenedor a la boca sin
preguntarse si comieron ese día o no, si han ido al doctor, si tienen las
vacunas al día, si asisten al colegio.
Supongo que usted no
pierde el tiempo en esas tonterías. Pensará que la madre debe encontrar la
forma de ocuparse del esperma que usted dejó tirado.
Y sabe una cosa?
Gracias a Dios, tiene razón. A los niños no les ha faltado nada.
Talvez ya no gozan de
los lujos a los que antes estaban acostumbrados. Ya no se mueven en X5 ni
viajan a Disney, pero tienen algo mucho mejor: el ejemplo de su madre, que los
ha sacado adelante a pesar de las enormes dificultades con las que usted
encuentra divertido abrumarla.
Porque para eso se ha
pintado. No le bastó con dejarla en la calle, patearle la puerta y los muebles,
quitarle la casa, el carro y hasta el último centavo. Ahora pretende
arrebatarle hasta el salario.
Cuesta entender de
dónde le brota a usted tanta saña. ¿Será complejo de inferioridad? ¿Se siente
inseguro de su propia hombría?
Desde que los
venerables magistrados de la CC decidieron extender la impunidad a los
zánganos, se le ha visto en restaurantes y centros comerciales, dándose la gran
vida.
Usted se cree
importante, y de una manera sociológicamente dantesca lo es: usted encarna el
origen de muchos de los males de Guatemala. Porque abundan hombres como usted,
es que somos un país timorato, sin amor propio, propenso a la cólera y al
abuso, dispuesto a descargar su ira sobre el más débil y admirar al despiadado
y al corrupto.
La próxima vez que
alguien alrededor suyo se queje de la violencia, de las maras, del irrespeto a
la Ley, haga el favor de cerrar su boca. En usted empieza esa gangrena.
Así que, celebre este
domingo. Siéntase orgulloso. No piense ni por un segundo en esos niños que
fabricaron un pisa papeles de papier maché que se quedarán sin entregar.
La verdad, ellos están
mejor sin usted. Lástima que usted haya decidido perdérselos, porque algún día
usted va a comprender que el amor es lo único que vale y lo único que salva, y
que usted es menos porque no quiso ser su padre.
NOTA EDITORIAL
Cuan a menudo se ven
casos como estos, supuestos "ombres" correctos (se le quita la
"H"  DE HOMBRIA porque ni eso merecen), abandonan el hogar con cualquier
pretexto, para continuar su vida como solteros, libres y sin ningún compromiso,
olvidan que tienen responsabilidades para con sus hijos, otros mas se conforman
con dar una miseria como aporte a la manutención de sus hijos porque la ley así
lo exige aduciendo que ganan muy poco y por otro lado dándose la gran vida,
integrándose a grupos sociales y de servicio para tapar con ello de forma
descarada la falta de ayuda que dan a su propia sangre, dejando por completo la
responsabilidad a su ex-pareja de sacarlos adelante como Dios le ayude.
No es tan raro como
parece, es mas común de lo que podemos imaginar, solo falta ver a nuestro
alrededor, cuantos "ombres" están en  las iglesias, los grupos
de ayuda comunitaria, los grupos sociales, donde pocas veces o nunca se les ve
acompañados por los hijos, con la excusa de que son muy pequeños, que no
entienden aun, que ese tiempo que ellos están supuestamente
"sirviendo", de "buena gente" le dejan ese espacio a la
mujer para que los goce.
Cuantas personas de
buena fe se dejan engañar por "ombres" como estos, que incluso cuando
se les pregunta por sus hijos, hacen una cara de tristeza, casi con animo de
llorar, diciendo que no se les permite verlos, que su corazón esta desgarrado
por la falta de sus hijos, que son victimas inocentes de todo cuanto se les
acuse, sin embargo en la primera oportunidad que tienen ya están felices y
sonrientes dentro de el grupo de "amigos" viajando, disfrutando,
compartiendo y adentrándose mas y mas en todo tipo de actividades, sin que
todos quienes le rodean se den cuenta la verdadera calidad de "ombre"
que tienen a su lado, irresponsable, manipulador, mentiroso, que cuando su tan
querido hijo esta enfermo es indigno de dar ni siquiera para que lo lleven a
ver al medico, menos aportar para la compra de medicamentos, porque tiene
demasiados compromisos y responsabilidades que le impiden hacerlo
Repudiamos a todos
estos "ombres" que habitan y comparten a nuestro alrededor, ya que
solo buscan que se les admire por lo que hacen ante los ojos de los demás y no
por lo que pueden hacer donde verdaderamente es necesario, donde nadie les
aplaudirá y donde no ganaran medallas ni menciones, que dejan la crianza de sus
hijos a manos de otras personas que por amor lo hacen sin reproche
alguno,  el colmo seria que estos "ombres" resultaran pidiendo
pensión alimenticia para mantener sus gustos y buen estatus.
Dios ayude y proteja a
todas las mujeres que con esfuerzo, sudor y lagrimas, sacan adelante a sus
hijos solas o en compañía de una nueva pareja que acepta la responsabilidad de
criar a esas inocentes criaturas que no pidieron venir al mundo, engendrados
por un "ombre".