28 de septiembre de 2011

Se inicia un ensayo clínico con una vacuna preventiva contra el SIDA


Se inicia un ensayo clínico con una vacuna preventiva contra el SIDA

Investigadores del CNB y de los hospitales Gregorio Marañón de Madrid y el Clínic de Barcelona, han diseñado el estudio con el objetivo de obtener datos sobre la respuesta inmunitaria en voluntarios sanos y con bajo riesgo de ser infectados.

El Centro Nacional de Biotecnología - CSIC y los hospitales Gregorio Marañón, de Madrid, y Clínic, de Barcelona, colaboran en el primer ensayo clínico en fase I que se realiza en España de una vacuna preventiva contra el virus responsable del SIDA.

Esta primera fase del ensayo, que comprende la participación de 30 voluntarios sanos y con bajo riesgo de ser infectados, evaluará la seguridad de la vacuna y su capacidad de inducir respuestas inmunes. Si se demuestra que esta vacuna es capaz de generar defensas, en futuros ensayos, con una duración aproximada de diez años, se podría comprobar si son eficaces en la lucha del organismo frente al VIH.

La vacuna experimental MVA-B, patentada por el CSIC, ha sido desarrollada por el equipo que dirige el investigador del CSIC Mariano Esteban en el Centro Nacional de Biotecnología. Su paso al ensayo clínico estará supervisado por los doctores Felipe García, del servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, y Juan Carlos López Bernaldo de Quirós, de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y VIH del Hospital General Gregorio Marañón.

La vacuna está basada en el subtipo B del VIH, el más frecuente en Europa y otras partes del mundo, y utiliza cuatro antígenos modificados de esta variedad del virus para fomentar la activación de una respuesta inmunológica en el organismo e impedir la infección del VIH.

Como explica Mariano Esteban, esta vacuna “se sirve de un vector o vehículo transportador: el poxvirus MVA (acrónimo inglés de virus modificado de Ankara). Este virus es incapaz de multiplicarse en las células humanas pero sí de producir los antígenos del VIH. Es una versión modificada del virus vacunal empleado como vacuna en la erradicación de la viruela”. Felipe García recalca que “no se utiliza el VIH completo, sino solo alguna de sus partes, y por tanto es imposible la infección”.

Previamente fue ensayada en ratones y monos donde demostró ser segura y capaz de inducir respuestas inmunes que protegen frente al virus de la inmunodeficiencia de simio (semejante al VIH).

Por su parte, el Dr. López Bernaldo de Quirós, destaca que "supone un gran logro científico de nuestro país al haber conseguido, mediante la colaboración de tres instituciones diferentes, el inicio de un tipo de investigación que hasta el momento estaba limitado a los grandes centros europeos y americanos"

 Para más información: Alfonso Mora (Divulgador Científico) Tel.: +34 915 854 842 amora@cnb.csic.es