15 de noviembre de 2011

Disfunción sexual relacionada con el uso de antidepresivos

 




La disfunción sexual relacionada con el uso de antidepresivos es un efecto adverso común, que se ha asociado generalmente al uso de los inhibidores de la recaptación de la serotonina (SRI) selectivos y no selectivos, que son de los antidepresivos más prescritos.
Este efecto adverso, que es uno de los motivos para el abandono temprano de la terapia con antidepresivos, se da en el 30 por ciento de los hombres y el 70 por ciento de las mujeres tratados con agentes de primera y segunda generación contra la depresión, lo que aumenta el riesgo de no adherencia a la terapia, señalan los autores de la investigación en JAMA.
En el estudio, dirigido por George Nurnberg, de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nuevo Méjico (Alburquerque, Estados Unidos), se comparó la eficacia de sildenafilo frente a placebo para el tratamiento de la disfunción sexual asociada al uso de inhibidores de la recaptación de la serotonina en 98 mujeres con depresión mayor en remisión.

Mejoras
Los investigadores encontraron que el 73 por ciento de las mujeres que tomaron placebo, frente al 28 por ciento de las mujeres que tomaron sildenafilo en el estudio de JAMA, no tuvo mejoras con el tratamiento.

En una escala clínica de mejora de la gravedad de los síntomas, las mujeres tratadas con sildenafilo tuvieron una mejora más significativa en la función sexual que las mujeres del grupo placebo.

Según Nurnberg, los resultados son importantes “no sólo porque las mujeres se ven más afectadas por el trastorno de depresión mayor, sino también porque demuestran que un fármaco como sildenafilo es efectivo en ambos sexos para este propósito”.


La incidencia de la disfunción sexual asociada con todos los antidepresivos varía considerablemente, pero varios estudios han indicado que este es un problema frecuente (Baldwin 1997; Balon 1993). Estos efectos secundarios en la sexualidad pueden afectar considerablemente el estilo de vida de las personas, y si esto da lugar al incumplimiento con la medicación, el resultado puede ser la reducción de la efectividad del tratamiento del trastorno psiquiátrico principal.

Los tipos de disfunción sexual relacionada con los antidepresivos se pueden clasificar del siguiente modo:
1. Alteración del deseo sexual, que incluye la pérdida o falta de deseo
2. Disfunción orgásmica y eyaculatoria, que incluye la anorgasmia, la hiperorgasmia, el orgasmo doloroso y la inhibición de la eyaculación
3. Problemas de erección, que incluyen la disfunción eréctil (impotencia), el priapismo y la erección dolorosa
4. Otros problemas, entre los que se incluyen los problemas de excitación sexual, reducción de la satisfacción sexual, falta de lubricación, dispareunia y vaginismo

La identificación de la disfunción sexual inducida por los antidepresivos puede ser complicada debido a la asociación de la disfunción sexual con algunos trastornos que se tratan mediante los antidepresivos. Por ejemplo, la depresión se asocia con mayores tasas de disfunción sexual informada, aun en los casos en que no se recibe ningún tratamiento (Angst 1998).

La disfunción sexual se ha descrito con todas las clases de antidepresivos. Las tasas de disfunción sexual son habitualmente subestimaciones, ya que en los ensayos de fármacos no se suele preguntar específicamente acerca de los efectos secundarios sobre la sexualidad, mientras que las preguntas directas pueden revelar tasas mayores que las informadas en forma espontánea (Montejo-Gonzalez 97). Una revisión reciente de la prevalencia de la disfunción sexual inducida por los antidepresivos (Montgomery 2002) detectó una serie de problemas metodológicos en los estudios identificados. Estos problemas incluyeron la ausencia frecuente de grupos de comparación o evaluaciones iniciales, las inconsistencias en las definiciones de disfunción sexual entre los estudios y el hecho de que sólo un estudio utilizó una escala validada de calificación.

La mayoría de los estudios que compararon directamente las tasas de disfunción sexual entre los diferentes antidepresivos utilizaron para su realización los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). En general, los ensayos no informaron diferencias significativas entre los ISRS con respecto a las tasas de disfunción sexual, y un estudio informó tasas de disfunción sexual del 54% al 65% (Montejo-Gonzalez 97). En los ensayos aleatorios, la nefazodona y el bupropión se asociaron con una menor disfunción sexual que la sertralina, un ISRS (Feiger 1996; Croft 1999), y la reboxetina se asoció con una mayor satisfacción sexual que la fluoxetina, otro ISRS (Clayton 2003). El inhibidor de la monoaminooxidasa (IMAO), la moclobemida, se asoció más frecuentemente con un incremento del deseo sexual que el antidepresivo tricíclico, la doxepina (Philipp 1993). Se puede obtener más información sobre las tasas de disfunción sexual con los antidepresivos en otros estudios (Montgomery 2002; Gregorian 2002).

Las estimaciones más fiables indican que alrededor del 5% de la población de adultos del Reino Unido consume antidepresivos (Donoghue 1996; Jick 1995). Dada la amplia variación en las cifras de prevalencia informadas, es imposible proporcionar una cifra global de los efectos secundarios en la sexualidad inducidos por el tratamiento antidepresivo. Sin embargo, si (según una estimación aproximativa) la incidencia de efectos secundarios graves en la sexualidad fuera del 10%, significaría que más de 200 000 personas en el Reino Unido están potencialmente afectadas.

Los mecanismos mediante los cuales los antidepresivos provocan disfunción sexual involucran interacciones multisistémicas complejas que aún no se comprenden en su totalidad. También se deben considerar los factores psicológicos. Los principales neurotransmisores implicados son la serotonina, la acetilcolina, la noradrenalina y la dopamina. Los efectos adversos sobre la sexualidad pueden estar causados central o periféricamente, y pueden producirse como resultado del cambio en la función de uno o más neurotransmisores.

Tratamiento de los efectos secundarios en la sexualidad
Las estrategias probadas hasta el momento para el tratamiento de la disfunción sexual inducida por los antidepresivos incluyen evitar el uso del antidepresivo, esperar, suspender o disminuir la dosis del fármaco, y cambiar a otra clase de fármaco, como la mirtazapina. Otras estrategias incluyen el agregado de un fármaco, como el sildenafil (un inhibidor de la fosfodiesterasa), la amantadina (un agonista de la dopamina), la ciproheptadina (un antihistamínico y bloqueante del 5HT), la yohimbina (un bloqueante alfa 2), la buspirona (un agonista del 5HT1A), el betanecol (un agonista de la acetilcolina) y el ginkgo biloba (una medicación a base de hierbas). Sin embargo, también estas estrategias de tratamiento conllevan sus propios efectos secundarios y problemas de tolerabilidad que probablemente afecten su cumplimiento. Ya que existen otros tipos de terapias (p.ej. los dispositivos psicológicos o mecánicos;
Hawton 1995; CUAGC 2002) para tratar las disfunciones sexuales en general, es posible que las mismas también sean de utilidad aquí. También es importante observar si el tratamiento en sí tiene un efecto en el trastorno psiquiátrico primario

Clayton 2004{Datos publicados y no publicados}

Clayton AH, McGarvey EL, Warnock J, Kornstein S, Pinkerton RC. Bupropión SR as an antidote to SSRI-induced sexual dysfunction. 40th Annual NCDEU Meeting. National Institute of Mental Health, 2000:Poster 169.

*Clayton AH, Warnock JK, Kornstein SG, Pinkerton R, Sheldon-Keller A, McGarvey EL. A placebo-controlled trial of bupropión SR as an antidote for selective serotonin reuptake inhibitor-induced sexual dysfunction. Journal of Clinical Psychiatry 2004;65:62-67.

DeBattista 2001{Solo datos publicados}

DeBattista C, Solvason HB, Fleming S, Kendrick W, Schatzberg A. A placebo-controlled, double-blind study of bupropión SR in the treatment of SSRI-induced sexual dysfunction. 41st Annual NCDEU Meeting. 2001.

Ferguson 2001{Datos publicados y no publicados}

Ferguson JM, Shrivastava RK, Stahl SM, Hartford JT, Borian F, Ieni J, McQuade RD, Jody D. Reemergence of sexual dysfunction in patients with major depressive disorder: double-blind comparison of nefazodone and sertraline. Journal of Clinical Psychiatry 2001;62:24-29.

Ginsberg 2001{Datos publicados y no publicados}

Ginsberg DL, Adler L, McCullough A, Ying P, Wu K, Rotrosen J. Sildenafil treatment of serotonin-reuptake inhibitor (SRI)-induced sexual dysfunction. 41st Annual New Clinical Drug Evaluation Unit (NCDEU) Meeting, USA. 2001.

Ginsberg DL, Adler LA, McCullough A, Ying P, Wu K, Rotrosen JP. Sildenafil For SRI-Induced Sexual Dysfunction: A Placebo-Controlled Trial. 155th Annual Meeting of the American Psychiatric Association; 2002 May 18-23rd; Philadelphia, PA, USA. 2002.

Jespersen 2004{Solo datos publicados}

Jespersen S, Berk M, Van Wyk C, Dean O, Dodd S, Szabo CP, Maud C. Jespersen S, Berk M, Van Wyk C, Dean O, Dodd S, Szabo CP, Maud C. Jespersen S, Berk M, Van Wyk C, Dean O, Dodd S, Szabo CP, Maud C. A pilot randomized, double-blind, placebo-controlled study of granisetron in the treatment of sexual dysfunction in women associated with antidepressant use. International Clinical Psychopharmacology 2004;19:161-164. 15107659.

Kang 2002{Solo datos publicados}

Kang BJ, Lee SJ, Kim MD, Cho MJ. A placebo-controlled, double-blind trial of Ginkgo biloba for antidepressant-induced sexual dysfunction. Human Psychopharmacology 2002;17:279-284. 12404672.

Landen 1999{Solo datos publicados}

Landen M, Bjorling G, Agren H, Fahlen T. A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of buspirone in combination with an SSRI in patients with treatment-refractory depression. Journal of Clinical Psychiatry 1998;59:664-668.

*Landen M, Eriksson E, Agren H, Fahlen T. Effect of buspirone on sexual dysfunction in depressed patients treated with selective serotonin reuptake inhibitors. Journal of Clinical Psychopharmacology 1999;19:268-271.

Masand 2001{Solo datos publicados}

Masand PS, Ashton AK, Gupta S, Frank B. Sustained-release bupropión for selective serotonin reuptake inhibitor-induced sexual dysfunction: a randomised, double-blind, placebo-controlled, parallel-group study. American Journal of Psychiatry 2001;158:805-807.

Meston 2004{Solo datos publicados}

Meston CM. A randomized, placebo-controlled, crossover study of ephedrine for SSRI-induced female sexual dysfunction. Journal of Sex and Marital Therapy 2004;30:57-68.

Michelson 2000{Solo datos publicados}

Michelson D, Bancroft J, Targum S, Kim Y, Tepner R. Female sexual dysfunction associated with antidepressant administration: a randomized, placebo-controlled study of pharmacologic intervention. American Journal of Psychiatry 2000;157:239-243.

Michelson 2002{Datos publicados y no publicados}

Michelson D, Kociban K, Tamura R, Morrison MF. Mirtazapine, yohimbine or olanzapine augmentation therapy for serotonin reuptake-associated female sexual dysfunction: a randomised, placebo controlled trial. Journal of Psychiatric Research 2002;36:147-152.

Nelson 2001{Solo datos publicados}

Nelson EB, Shah VN, Welge JA, Keck PE. A placebo-controlled, crossover trial of granisetron in SRI-induced sexual dysfunction. Journal of Clinical Psychiatry 2001;62:469-473.

Nurnberg 2001{Solo datos publicados}

Nurnberg HG, Gelenberg A, Hargreave TB, Harrison WM, Siegel RL, Smith MD. Efficacy of sildenafil citrate for the treatment of erectile dysfunction in men taking serotonin reuptake inhibitors. American Journal of Psychiatry 2001;158:1926-1928.

Nurnberg 2003{Datos publicados y no publicados}

Nurnberg HG, Gelenberg AJ, Fava M, Hensley PL, Lauriello J, Harrison WM, Siegel R. Sildenafil for sri-associated sexual dysfunction: a three-center, six-week, double-blind, placebo-controlled study in 90 men. 155th Annual Meeting of the American Psychiatric Association; 2002 May 18-23rd; Philadelphia, PA, USA. 2002.

Nurnberg HG, Hensley P, Lauriello J, Gelenberg AJ, Fava M. Sildenafil citrate for the treatment of sexual dysfunction associated with serotonergic reuptake inhibitors. 4th Congress of the European Society for Sexual and Impotence Research. Rome: 2001:Poster 104.

*Nurnberg HG, Hensley PL, Gelenberg AJ, Fava M, Lauriella J, Paine S. Treatment of antidepressant-associated sexual dysfunction with sildenafil. Journal of the American Medical Association 2003;289:56-64.

Segraves 2004{Datos publicados y no publicados}

Carson CC, Rajfer J, Eardley I, Carrier S, Denne JS, Walker DJ, Shen W, Cordell WH. The efficacy and safety of tadalafil: an update. BJU International 2004;93:1276-1281. 1518062