6 de mayo de 2012

Deja de manipular


LAS CARACTERÍSTICAS DEL MANIPULADOR RELACIONAL

Podemos determinar 30 características , 4 de las cuales son consecuencia de las otras 26. Un individuo al que calificamos de manipulador actúa como mínimo conforme a una decena (10) de características de la siguiente lista:

1- Culpabiliza a los demás en nombre del vínculo familiar, de la amistad, del amor, de la conciencia profesional, etc...
2- Traslada su responsabilidad a los demás o se desentiende de sus propias responsabilidades.
3- No comunica claramente sus demandas, necesidades, sentimientos y opiniones.
4- Responde muy a menudo de forma confusa.
5- Cambia de opinión , de comportamiento y de sentimientos según las personas o las situaciones.
6- Invoca razones lógicas para enmascarar sus demandas.
7- Hace creer a los demás que tienen que ser perfectos, que no deben cambiar nunca de opinión, que deben saberlo todo y responder inmediatamente a las demandas y preguntas.
8- Pone en duda las cualidades , la competencia y la personalidad de los demás; critica sin parecer que lo hace, desvaloriza y juzga.
9- Hace transmitir sus mensajes a otros o los comunica de forma indirecta (por teléfono en lugar de cara a cara, dejando notas escritas ).
10- Siembra cizaña y suscita sospechas , divide para reinar mejor y puede provocar la ruptura de una pareja.
11- Sabe hacerse la víctima para que se le compadezca (enfermedad exagerada, entorno "dificil", sobrecarga de trabajo, etc...) .
12- Hace caso omiso de las demandas ( aún cuando dice ocuparse de ellas)
13- Utiliza los principios morales de los demás para satisfacer sus necesidades (nociones de humanidad, caridad, racismo, "buena" o "mala" madre, etc..)
14- Amenaza de forma encubierta o hace un chantaje abierto.
15- Cambia radicalmente de tema en el transcurso de una conversación.
16- Elude o rehuye las entrevistas y las reuniones.
17- Cuenta con la ignorancia de los demás y hace creer en su superioridad
18- Miente
19- Falsea los hechos para averiguar la verdad , deforma e interpreta.
20- Es egocéntrico
21- Puede ser celoso aunque se trate de un pariente o un cónyuge
22- No soporta la crítica y niega la evidencia
23- No tiene en cuenta los derechos , las necesidades y los deseos de los demás.
24- Espera frecuentemente hasta el último momento para pedir, ordenar o hacer actuar a los demás.
25- Su discurso parece lógico o coherente, cuando sus actitudes , sus actos o su forma de vivir responden al esquema opuesto.
26- Utiliza halagos para gustarnos, nos hace regalos o tiene muchas atenciones con nosotros.
27- Produce un estado de malestar o una sensación de falta de libertad (trampa).
28- Es absolutamente eficaz para lograr sus propios fines, pero a costa de los demás.
29- Nos induce a hacer cosas que probablemente no haríamos por voluntad propia.
30- Es constantemente objeto de conversación entre personas que lo conocen, aunque no se encuentre presente.
NO OLVIDE QUE SON NECESARIAS COMO MÍNIMO UNA DECENA DE CARACTERÍSTICAS PARA PODER HABLAR DE MANIPULADOR.
¿ SOMOS TODOS MANIPULADORES?
A menudo se plantea esta pregunta tras leer la lista anterior. La observación de sus propios comportamientos le ayudará a encontrar una respuesta..

La primera diferencia que hay que destacar es la que existe entre hacer y ser. El hecho de mentir , de hacer que le compadezcan "un poco" o de tener celos de vez en cuando no lo convierte en un mentirosos, una víctima o un celoso. Esta distinción es capital , pues el proceso de auto-evaluación global es muy frecuente.
Es posible que encuentre en usted una, dos, tres, quizás incluso cuatro de las características citadas, sin que ello le convierta en un manipulador.
Remítase a la lista de las 30 características y hágase primero las preguntas siguientes: ¿Hace que otros transmitan sus mensajes? ¿Es confuso? ¿Desvaloriza o se muestra despreciativo? ¿Es explotador? ¿Hace caso omiso de las demandas de los demás? ¿Crea tensiones o siembra cizaña? ¿Es celoso? ¿Es egocéntrico? ¿Es mentiroso? ¿Hace chantajes solapados? , etc..Usted es quien debe responder. Si la duda persiste, hágale estas preguntas a alguien cercano, pero hágaselas objetivamente.
Un manipulador o una manipuladora no es una persona "como las demás" . No hay que confundir jamás la manipulación que es un mero comportamiento pasajero con la personalidad manipuladora.
El manipulador manipula porque no puede hacer otra cosa. Para él se trata de un sistema de defensa con frecuencia inconsciente. Contrariamente a lo que podamos pensar, no se afirma.
Lo que llamamos una persona afirmada (asertiva) es alguien capaz de expresar clara y sinceramente sus opiniones, sus necesidades, sus demandas, sus sentimientos y sus negativas, sin desvalorizar al otro y en función del riesgo que corre. Pese a las apariencias , el manipulador no confía en sí mismo.
Un manipulador no puede existir sin la presencia del otro. Siempre se construye comparándose con el otro, pero introduciendo un dato de lo más nefasto para su interlocutor: la desvalorización. No respeta al otro.
Su arte consiste en hacer creer, con palabras, en la imagen que desea que se tenga de él. Únicamente desvalorizando y culpabilizando se valoriza y se desentiende de sus responsabilidades. Se crea la ilusión de que es superior a los demás y se convence de ello.
Observa, tantea y se las arregla para poner de relieve nuestros fallos y defectos.
EL NIÑO MANIPULADOR
Una personalidad se vuelve manipuladora debido a un sistema de defensa creado en la infancia. El niño manipulador permanece al acecho de los fallos afectivos de su padre más vulnerable y le hace sufrir mediante la culpabilización o cualquiera de los otros treinta comportamientos descritos. Consiguen lo que quieren de los adultos que tienen alrededor. Suelen ser niños-reyes , demasiado admirados.
Un manipulador es , ante todo, invisible.
 Un 80% de los manipuladores no se dan cuenta de las verdaderas consecuencias que provocan en los demás: desvalorización, falta de confianza en sí mismos, malestar, estrés e incluso destrucción psíquica.
El 20% de los manipuladores si son conscientes de su estado y disfrutan de ese poder. Éstos son bastante perversos; se complacen en adoptar comportamientos inmorales, desagradables, y desestabilizadores para los demás.


En la vida hay que aceptar que todo acto tiene sus consecuencias.
Que los seres humanos no están para satisfacer nuestros caprichos, que no porque me provoque puedo jugar como me de la real gana con los sentimientos y la vida de los demás.
Que un NO como respuesta es tán real y valedero como un SI.
Que la gente adulta expresa sus sentimientos de una manera afirmativa y congruente. Que no somos dioses para pretender alcanzar el cielo.
Que en la vida las cosas se ganan por esfuerzo propio, con tesón, con dedicación. Que por mas que trate de copiar a alguien no voy a poder hacerlo porque todos somos individuales, únicos e irrepetibles.
Es perder el tiempo pretender ser lo que no somos. Es preferible ganar tiempo siendo nosotros mismos y corregir nuestros defectos.
Que el amor y el afecto se lo dan a uno porque quieren dárnoslo, pero jamás porque lo exijamos.
Que mas vale ganarse el respeto y la admiración de las personas, que tener un puñado de personas idolatras de una imagen falsa de nosotros mismos.
Que nadie puede robarte el amor que nunca tuviste por lo que no puedes amarrar a nadie a tu lado nada mas que porque lo desees.

Que mas tarde o mas temprano todo se descubre y que la gente se cansa de ser vistos como objetos. Que mas tarde o mas temprano vivirás las mismas consecuencias de lo que hicistes.
Recuerda la gente tiene muchas cosas que hacer mas importantes que llenar tus espacios vacíos.
Recuerda el tiempo pasa pero las heridas que ocasiones con tu conducta manipulativa y denigrante hacia un ser pensante ... jamás las olvidará y nunca podrás reparar lo que hicistes y de recojer para enderezar lo que regastes.
Recuerda que toda conducta de manipulación no es mas que un insulto a la individualidad de un ser.