12 de junio de 2012

Una pequeña nota


La toxicidad clínica de las benzodiacepinas es baja. La sobredosis de benzodiacepinas es frecuente por intento de autolisis pero las secuelas son raras. Se han informado algunos casos de defunciones con dosis mayores a 700 mg de diazepam o clodiazepóxido. La gran ventaja de este grupo de fármacos es el gran margen de seguridad que presentan. El clonazepam tiene una dosis inicial de 1,5 mg/día en adultos y de 0,01 a 0.03 mg/kg día en niños la dosis máxima recomendada es de 20 mg/día en el adulto y de 0,2 mg/kg día en niños.

La dosis oral diaria de alprazolam recomendada es de 0.5 a 4 mg, en dosis divididas. Suele comenzarse con 0.25 a 0.5 mg, aumentando hasta la dosis máxima diaria de 4 mg, según los requerimientos individuales. En ancianos o pacientes debilitados por patologías clínicas, la dosis inicial es inferior (0.25 mg, en 2 ó 3 tomas diarias), y debe ajustarse según necesidad y tolerancia del paciente. En ensayos clínicos sobre eficacia antidepresiva, la droga se ha administrado en dosis de hasta 4.5 mg/d. Otros estudios aún en curso, informan, utilizan dosis de hasta 6 mg/d, o aún mayores. Múltiples estudios sugieren que la toxicidad aguda asociada al uso de alprazolam  (al igual que al de otras BZD) es de baja magnitud
Fuente:
Las Bases Farmacologicas de la Terapeutica Goodman y Gilman 11va edición