26 de enero de 2014

Confeciones de una psiquiatra


Hace 14 años tuve la suerte de conocer y de vivir en carne propia el estar cerca de un sociópata, eso me hizo ver sus tácticas, su manipulación,  su forma de entrar en las vidas de las personas, déjeme decirles algo: son fantásticos, metódicos y sobretodo perseverantes.

Te hago a ti, maestro un recuento de lo que viví contigo:

Cuando te distes cuenta de que no podías conseguir lo que buscabas, que por supuesto era dinero, comenzasteis a menoscabar  mi vida, tuvisteis éxitos muchos te creyeron, incluyendo mi ex esposo, que si se creyó el cuento de que yo le era infiel con alguien de internet, ingenuo o que tenía su propio cuento que esconder?, lo que sea ya no es mi problema.  Déjame decirte que lo lograstes fracturastes mi proyecto de vida y rompiste mi matrimonio. Si mi matrimonio se rompió por esa estupidez. Felicidades! Muchos amigos también te creyeron, como no te iba a creer con esa cara de ángel, triste los extrañe mucho, sembrastes en ellos la semilla de la duda,  las cosas no volvieron a ser como antes, otro éxito para ti, nuevamente felicitaciones! El puntico importante es que yo pude reconocer quienes eran mis verdaderos amigos, te sorprenderías saber a cuantos se les cayó la máscara, fue impresionante e increíble! Gracias por ese favor.

El único problema que tu tienes es que pretendistes, este diciembre revivir tu momento de gloria pasada, Sorpresa! Para ti por supuesto, nadie te creyó, debes aprender algo que no te ha enseñado tu mundo retorcido, la estrategia funciona una sola vez, además, le puedes mentir a pocos todo el tiempo, algunos cuantos, por mucho tiempo, pero no a todos, todo el tiempo.

Sé que la estas pasado mal, que tu vida se ha convertido en un lodazar de miseria, pero lo tuvistes todo, se te dio todo, se te confió todo, se te creyó todo, pero querías más. Estas donde debes estar: lejos de nosotros. Sé que no has recibido misericordia pero es que tú tampoco la tuvistes, perdóname no puedo sentir lastima por ti y no me importa si te pudres en el infierno.

Sabes que, creo que en sociopatia me gradué con honores, fui una excelente alumna gracias a ti.