16 de junio de 2015

Mi pluriculturalismo



Yo he disfrutado cada paso de mi vida y mucho mas con los entretelones, creados en las mentes fantástica, de algunas personas, asi que como el cine esta costosísimo, pues realmente no necesito ir al mismo para disfrutar de una buena película, me basta con escuchar las historias que han creado sobre mi vida.
La última serie, que ya cae en lo arcaico de esta sociedad que se encuentra en pleno siglo XXI es que soy Afrodecendiente, Santa María!!! No tengo nada en contra de ninguna raza y el racismo no va con mi persona, nunca he discriminado a nadie, por cuestiones tan absurdas como el color, la religión, su dulce favorito, o su preferencia sexual, … dice el dicho popular, para gustos se hicieron colores, y todos somos libres de elegir, lo que si me molesta son las mentiras, las injusticia, la falta de integridad …. etc.
Adentrándonos en la raíz del asunto, informo que mis padres son Españoles, ambos de las Islas Canarias cuya historia Greco-Latina es fantástica. Les dejo un fragmento:
La mitología grecolatina ubica el entorno de las Canarias, como situadas “más allá de las Columnas de Hércules”, en el Océano Tenebroso, en los límites del mundo conocido (“la Ecúmene”), muchos son los relatos fantásticos de su tradición. Podrían ser la ubicación de los mitológicos Campos Elíseos, las islas Afortunadas, el Jardín de las Hespérides o la Atlántida. Para muchos investigadores, la primera alusión histórica a las Islas Canarias podría encontrarse en las obras de historiadores griegos como Plutarco. Pero la descripción más certera de un autor antiguo sobre Canarias es la que hace Plinio el Viejo en su obra Naturalis Historia, donde relata una expedición realizada hasta el archipiélago por el rey de Mauritania Juba II. Los romanos bautizaron a cada una de las islas como; Ninguaria o Nivaria (Tenerife), Canaria (Gran Canaria), Pluvialia o Invale (Lanzarote), Ombrion (La Palma), Planasia (Fuerteventura), Iunonia o Junonia (El Hierro) y Capraria (La Gomera). Las Islas Canarias estaban habitadas antes de la conquista europea por los llamados guanches. El término guanche es propiamente el gentilicio de los aborígenes de Tenerife.
En el siglo XIV se produce el "redescubrimiento" de las islas por los europeos, sucediéndose numerosas visitas de mallorquines, portugueses y genoveses … en fin, no es la intención hablar sobre los periodos prehispánicos. Si hablamos de mis raíces y las de mi familia, sería Guanche, proveniente del pluriculturalismo mediterraneo.
Tengo montones de tíos llegados en la época de la post-guerra española, algunos tíos y primos se han casado con Venezolanos, originarios de esta tierra Hispánica, Americana, Caribeña, y lo digo con orgullo, llevan en su sangre la sabrosura y la alegría que solo emana de esta tierra Venezolana Bendecida por Dios (y tengo que decirlo… tan pizoteada, pero eso es otra historia). Asi que tengo primos blancos como la leche y morenazos con tez canela. Lo que falta en la familia es un Ingles, un Escandinavo, un Vikingo y un Chino. Asi estaría completo el abanico de colores de la unica raza que existe la humana.
Yo me case con un Merideño cuyas raíces se remontan a los Chibcha y los Jirajaros de la cordillera andina y a los cotudos de Ejido.
Así que si hablamos de pureza de razas, no hay nada más castizo que el mestizaje. 

Por favor Disfruten de la vida, de ser quienes son, sean felices, no le hagan daño a nadie, trabajen, prosperen, críen a sus hijos sanamente, enséñenles valores y a ser cada día mejores personas, dejen algo importante que recordar en este mundo, amen, sonrían, cumplan sus metas y sus sueño y no se ocupen con boberías. Dios nos va a juzgar por lo que hemos hecho cada uno de nosotros de forma individual, no por estas sandeces.

NOTA: La aclaratoria es por si el Ku Klux Klan le da por buscarme!!!! :) :) :)