31 de enero de 2016

Trastorno narcisista de personalidad

Fuente: http://www.apuntesdepsicologia.com/psicologia/trastorno-narcisista-de-la-personalidad.php

El trastorno narcisista de la personalidad, se caracteriza por presentar una gran necesidad de admiración, un sentimiento de grandiosidad, y la incapacidad de experimentar empatía por los demás. Estos sujetos tienen una autoestima muy vulnerable frente a la crítica.El trastorno narcisista de la personalidad está caracterizado por un patrón de incapacidad de conectarse emocionalmente con otros, necesidad de admiración y grandiosidad. Este trastorno comienza a principios de la etapa adulta y puede verse en distintos contextos.

Los sujetos que sufren de este trastorno, poseen un desmesurado sentido de su propia importancia, exagerando sus logros y capacidades. Esperan que se los considere superiores, sin que sus logros lo ameriten.
Viven enfrascados en fantasías de éxito ilimitado, belleza, amor, poder. Se comparan con gente famosa, creen que les adeudan privilegios. Creen que son especiales y sólo pueden entablar relaciones con personas o instituciones especiales.
Son pretenciosos, exigen admiración excesiva, sacan provecho de los demás para alcanzar sus metas, suelen envidiar a los demás, o creen que los demás los envidian, presentan comportamientos soberbios.
No toleran bien las críticas y en ocasiones reaccionan con furia y de manera desafiante. No aceptan sus propios defectos o limitaciones.

Generalidades del trastorno narcisista: 

Los individuos con trastorno narcisista de la personalidad, asumen de buen grado que los demás adjudiquen valor exagerado a sus actos y se sienten sorprendidos cuando no reciben alabanzas.
En su auto sobrevaloración, se encuentra implícita una devaluación de los demás. Su autoestima es muy vulnerable, y por tanto, son extra sensibles a la crítica o la frustración. Las críticas, los hacen sentir humillados, vacíos, degradados, lo que puede ocasionar su retracción social.
En general no perciben que los demás tienen sentimientos y necesidades, y cuando los reconocen, suele ser con menosprecio, por considerarlos signo de debilidad.
Se considera que entre el 2-16% de los casos clínicos, sufren de este trastorno, y que su incidencia en la población en general, es del orden del 1%.
Los pacientes que sufren de trastorno narcisista, suelen presentar trastorno depresivo mayor, o trastorno distímico, y abuso de sustancias. Suele prevalecer en personas con anorexia nerviosa. Pero también puede aparecer asociado con trastornos de personalidad histriónicos, antisociales, borderline, esquizotípicos y paranoides.
La diferenciación en el diagnóstico entre trastorno narcisista de la personalidad y los trastornos de la personalidad histriónicos, u otros, es el sentimiento de grandiosidad típico asociado. También la relativa estabilidad de la autoimagen, o la falta aparente de impulsividad y sentimientos de abandono, figuran en el diagnóstico.
Hay una serie de consideraciones que no están contempladas en el DSM-IV. Las personas que sufren este trastorno, están incapacitadas de amar.
El DSM-IV identifica cierto tipo de narcisista, el arrogante, que exige admiración, pero no caracteriza adecuadamente al paciente narcisista hipervigilante, vergonzoso, callado, tímido, sensible, que evita el protagonismo por temor al rechazo. Estos sujetos mantienen su autoestima evitando las situaciones de vulnerabilidad. Autores como Gabbard (1989); Wink (1991) t Hibbard (1992), refieren a esta caracterización del narcisismo.

Tratamiento del trastorno narcisista de la personalidad: 

Para Kohut, los pacientes narcisistas se encuentran en un estadio de desarrollo que precisa de respuestas específicas de su entorno, para mantener la cohesión interna. Se adjudica a una falla en el relacionamiento con los progenitores, quienes no habrían respondido adecuadamente a sus demandas de admiración.
Kernberg, en cambio, define al trastorno narcisista, como una subcategoría de la personalidad borderline. Cataloga la agresión de los narcisistas como una manifestación de una envidia crónica.
En el tratamiento, el sujeto narcisista podrá comprender que las semejanzas que tenemos como humanos, en la carencia que todos sentimos y deseamos colmar