13 de octubre de 2016

Relaciones por email!

Fuente: http://m.enplenitud.com/relaciones-por-internet.html
Días atrás, nos llego a la redacción la consulta de Alicia G., de Madrid, que en el último tiempo empezó a navegar por Internet y a chatear con otros usuarios. Alicia representa el caso de muchas mujeres que a su edad, casi 50 años, les cuesta mucho conseguir parejas de esa misma franja etaria, por lo que estaba interesada en conocer a alguien por Internet.
“Sin embargo, me parece que tengo hábitos pasados de moda. ¿Existe una manera aceptable de agradar a una persona?”, nos preguntaba, al tiempo que señalaba que “a veces pienso que alguien me está aguardando del otro lado, pero otras veces pienso que solo encontraré monstruos”.

Además, Alicia tenía temor de efectuar alguna cita online con alguien que, a la postre, descubriera que era un conocido suyo. 
Efectivamente, hay que ser valiente para entrar en este nuevo mundo virtual, pero… ¿Por qué no intentarlo? No se tiene nada que perder, excepto un cierto temor poco fundado que pudimos observar en su pregunta, y que no tiene nada que ver con Internet.
Hemos tenido varios lectores de mediana y tercera edad, que han experimentado un razonable éxito; hasta ahora, no hemos oído ninguna historia de horror.

Uno de los casos terminó en matrimonio, mientras que los otros produjeron parejas que aún hoy continúan estables. En el peor de los casos, alguna persona no pudo encontrar a su Sr. o Sra Perfecta, pero sin dudas tuvieron un buen compañero por varios meses.
Pero echemos un vistazo a lo qué está frenando a estas personas, ya que Alicia hacía referencia a algunas preocupaciones comunes en muchas personas.

Con respecto a la duda de si era o no una persona “aceptable” -haciendo referencia al hecho de que se siente pasada de moda- debería saber que si esto la está inmovilizando totalmente, quizás le esté causando demasiados problemas.
El temor puede ser una barrera. Y la mejor forma de saltar una barrera es enfrenándose a ella. Es necesario empezar a enfrentar la situación, pero comenzando de una forma conservadora, con pequeños pasos. Una mujer no necesita revelar mucho de sí misma, y no tiene que contestar a ninguna pregunta que no desee responder.
Las comunicaciones online son algo bastante interesante. Se tiene poco que perder, y un potencial afecto esperándole. ¿Todavía tiene miedo de estar chateando con algún conocido? S

epa que estos riesgos no son propios de Internet, ya que también puede tener una cita a ciegas, por medio de una agencia matrimonial, con otra persona que finalmente usted conocía, y, en el peor de los casos, su potencial pareja corre el mismo riesgo. 
Pero además, Internet ofrece otras ventajas. Gracias a las comunicaciones por Internet, uno puede explorar a la persona antes de ponerse en contacto real, con lo que tendrá más libertad para decidir sin culpas si desea intentar algo con esa persona o bien descartarla.
A diferencia de una cita verdadera, una tiene más control con una que persona que conoce a través de Internet. Puede comunicarse por e-mail durante semanas, meses, o incluso años antes de decidir si le satisface o no. Puede también pedir una foto, para ver si lo encuentra atractivo. En pocas palabras, se tiene la posibilidad de conocer a la persona antes de la cita.
Por otra parte, muchas personas piensan que la escritura es una de las formas más románticas de comunicarse. Las cartas y mensajes que se envían durante un cumpleaños, un aniversario, o el día de San Valentín, pueden hacer que nuestra pasión se vaya incrementando gradualmente. 
Finalmente, si sigue estando nerviosa, establezca potenciales fechas de citas para corroborar al candidato. Esto le dará una seguridad adicional y aumentará su confianza. ¡Pueden ser muchos los pretendientes que la estén esperando del otro lado de su computadora!
Aquí le presentamos algunos consejos al conocer a alguien por Internet
1. Tenga en cuenta que las comunicaciones personales online son una manera relativamente segura y útil de conocer a potenciales parejas. Sin embargo, nunca debe efectuar la primera cita en un lugar cerrado, sino en un bar o en un parque, de modo de ir conociendo bien a su pareja.
2. No se atemorice de intentar algo nuevo. Acepte los riesgos, pero de una manera conservadora, para evitarse la mayor cantidad posible de eventuales problemas.
3. No aparecerá "extraña" o "desesperada por conseguir novio" frente a los demás, ya que ellos también se están arriesgando a conocer a alguien por Internet, y ésa es justamente la única gente que podrá conocerla.
Por último, veamos este e-mail que nos envió Josefina F., desde Cosa Rica:
Soy un ejemplo vivo de que se puede conocer a gente muy decente y respetable por Internet. Yo era muy aprensivo ante las nuevas tecnologías, y tenía muchos prejuicios respecto de la gente que las usaba.

Pero después de entender cómo funcionaban, y cómo manejar ciertas situaciones -como alejarme de los indeseables (es cierto, hay varios de ésos)- finalmente encontré a un hombre con el que estoy a punto de casarme”
.